miércoles, 24 de junio de 2009

Serie "Anatomia de Grey"

A los cirujanos nos enseñan a buscar enfermedades, a veces es fácil detectar el problema. Casi siempre hay que ir paso a paso, primero explorando la superficie, buscando los síntomas: un bulto, una lesión o un tumor. Casi nunca podemos averiguar lo que le pasa a alguien con solo mirarlo, porque por muy buen aspecto que tenga el exterior, quizá el interior esconda una historia muy diferente. No todas las heridas son superficiales, casi todas las heridas son más profundas de lo que pensamos, no se ven a primera vista, y luego estan las heridas que nos cogen por sorpresa. El truco está en urgar en la herida hasta encontrar la verdadera causa del dolor, y cuando la encuentras, hay que dejarse la piel hasta curarlo.

No hay comentarios: