lunes, 15 de diciembre de 2008

Solo ante el peligro

Claro que necesito tu ayuda, pero no quiero comprarla, tiene que salir de tí.

No hay comentarios: