jueves, 2 de octubre de 2008

Serie "MIR"

Yo cuando estoy con el animo cambiante, siento algo asi como una tristeza en grado 1, es suave, una mezcla de melancolía y añoranza, que a veces te sienta hasta bien, pero a veces se te quita la dulzura de un sopapo. La tristeza en grado 1 te tiene todo el dia a la deriva, a ratos estas bien, a ratos mal... no se puede hacer nada para luchar contra eso.

Grado 2 de la tristeza, ya no hay disimulo, la tristeza esta a la vista de todos pero queda un resto de ánimo para pedir ayuda. En esta fase, a la tristeza se le puede dar esquinazo, los hay que salen de copas y les funciona de maravilla, los hay que trabajan hasta las tantas y asi no tienen tiempo de pensar en nada, y los hay que intentan esquivar la tristeza para no tener que sentirla, lo que no deja de ser una bonita pero gran grullada. Aunque la mejor terapia para un mal dia, es quedarse dormido y cruzar los dedos para que mañana no suba un grado la tristeza.

Grado 3 de la tristeza, la cosa se pone fea. Amargura, impulso autodestructivo y rendicion. En el grado 3, ya no hay consuelo, solo vale el refugio de la soledad, nos sentimos tan mal que no queremos torturar con nuestra compañía a ningun amigo. Mi abuela decia que, por muy mal que te sientas, no te puedes acostar nunca sin haberle arrancado al dia una sonrisa. Supongo que no es un mal consejo, pero a veces estan muy caras las sonrisas... En el grado 3 de la tristeza, el unico consuelo es saber que todo lo malo es siempre pasajero, en el momento menos pensado te espera una palabra que te puede cambiar la vida.

No hay comentarios: