jueves, 30 de octubre de 2008

Serie "Anatomía de Grey"

Los cirujanos fantaseamos con operaciones complicadas e inverosímiles. Alguien se desmaya en un restaurante y le abrimos con el cuchillo de postre o reemplazamos una válvula con una zanahoria, pero, de vez en cuando, tenemos otras fantasías. Casi todas nuestras fantasías de desbanecen al despertarnos y quedan desterradas en lo más profundo de la mente, aunque a veces, si nos esforzamos, podemos vivir ese sueño. La fantasía es sencilla, el placer está bien y a dos bandas es mejor. El dolor es malo, y no sentir dolor es mejor. Pero la realidad es diferente, el dolor existe porque quiere decirnos algo, y si es posible disfrutar sin acabar con dolor de estómago, quizá este bien. Quizá algunas fantasías solo deban existir en sueños.

2 comentarios:

Irinita dijo...

Buen blog :)
http://moco-rosas-voz.blogspot.com/

InventandoMiPropioMundo dijo...

me encanta!!!