domingo, 3 de agosto de 2008

Serie "Mujeres desesperadas"

Cada tormenta trae consigo la esperanza de que por la mañana todo volverá a estar limpio de nuevo, y hasta las manchas más perturbadoras habrán desaparecido, así como las dudas, suinocencia, o las consecuencias de su error, las cicatrices de su traición o el recuerdo de su peso.

Aguardamos a que pase la tormenta esperando lo mejor, aunque en el fondo de nosotros mismos sabemos que algunas manchas son tan indelebles, que nada podrá lavarlas.

No hay comentarios: