domingo, 31 de agosto de 2008

Serie "MIR"

Desearíamos muchas veces no sentir ni padecer, ser inmunes al dolor y a ciertas reacciones de nuestro cuerpo que no podemos controlar. Sería tan sencillo como desactivar nuestros sentidos, pero a la vida le pedimos emociones, y los sentidos, mucho mejor que las palabras, son los que nos recuerdan que estamos vivos.

No hay comentarios: