martes, 5 de agosto de 2008

Serie "Anatomía de Grey"

Para ser buen cirujano hay que pensar como un cirujano, las emociones perturban, hay que tragarselas y entrar en una sala estéril donde el prodecimiento es muy simple: cortar, suturar y cerrar. A veces te enfrentas a una herida que no cicatriza, una herida, a la que se le saltan los puntos. Dicen que la práctica conduce a la perfección, en teoría, cuanto más pienses como un cirujano, más cirujano serás. Cuanto mejor se te de ser neutral, clínico: cortar, suturar, cerrar... Más dificil será cambiar el chip, dejar de pensar como un cirujano, y recordar lo que se siente cuando piensas como un ser humano.

No hay comentarios: