sábado, 9 de agosto de 2008

Película "El mundo de Leland"

Y entonces es cuando descubrí que las lágrimas no devuelven a alguien a la vida. Y tampoco pueden hacer que alguien que ya no te quiera vuelva a quererte.

No hay comentarios: